Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquia

ARQUIDIÓCESIS  DE BUENOS AIRES

Y TODA LA REPÚBLICA ARGENTINA

 "...en Antioquia fue donde, por primera vez, los discípulos recibieron el nombre de cristianos..."Hch. 11:26

Principal Español Metropolita Siluan Muci Arquidiócesis Organización Ortodoxia Patriarcado de Antioquia Historia Publicaciones Noticias Enlaces
Patriarcado Antioquia
Santo Sínodo
Historia de la Iglesia
Estatuto Básico
 

Breve Biografía de  Su Beatitud Ignacio IV

 Patriarca de Antioquia y todo Oriente

 

Nuestro presente Patriarca, Su Beatitud Ignacio IV (Hazim) es el ciento diecisiete sucesor de San Pedro en la Sede de Antioquia. Nació en 1921 en la aldea de Mhardey cerca de Hama en Siria. Es hijo de una piadosa familia Ortodoxa y desde pequeño se sintió atraído a los servicios litúrgicos. Decidió estudiar en Beirut, Líbano, la carrera de Filosofía y estando allí ingresó al servicio de la Diócesis Ortodoxa local, primero siendo un colaborador del Santo Altar y luego siendo ordenado al Diaconado. En 1945 partió a París donde estudió Teología en el Instituto de Saint Serge. Desde los tiempos en Francia en adelante el deseo que movió su corazón fue descubrir las fuentes de la fe, sacando la Ortodoxia de su geto, descubriendo en ella la Santa Tradición y dando respuestas vivas para los problemas de la vida moderna. Al volver al Medio Oriente, fundó el Seminario Teológico de Balamand, en Líbano, en el cual sirvió por algunos años como Decano. Teniendo dicho cargo, buscó entregar al Patriarcado líderes responsables por medio de un entrenamiento espiritual e intelectual, siendo testigos  de una profunda fe personal.

Fue ordenado obispo en 1961 y Metropolita de Lattakia en Siria en 1970. Este nuevo Metropolita fue conocido por su amistosa manera de vivir, su profunda fe y su coraje en el servicio. Fue simple, directo y con los pies sobre la tierra. Su estilo rompió con la antigua tradición del alejamiento Episcopal e inauguró la autentica práctica de recibir la santa Comunión con frecuencia. El 2 de Julio de 1979, bajo el nombre de Ignacio IV, se convirtió en el Patriarca Ortodoxo de Antioquia, el tercer rango jerárquico de la Iglesia Ortodoxa, después de los Patriarcas de Constantinopla y Alejandría. Después de su elección, el Patriarca dijo: “Conozco que seré juzgado si no llevo la iglesia y a cada uno de vosotros en mi corazón. Me es imposible dirigirme a ustedes como si fuera diferente a ustedes. Ninguna diferencia nos separa, soy una parte integral vuestra; estoy en ustedes y les pido que estén en mí. Porque el Señor viene, el Espíritu desciende sobre los hermanos reunidos, juntos en comunión, y así se manifiestan una gran diversidad de carismas en la unidad del Espíritu."

Como Patriarca, ha dado un nuevo dinamismo al Santo Sínodo, y ha promovido a obispos que estén cerca del pueblo y que sean motivados por el desarrollo de la vida espiritual y organizativa de la iglesia, separándola de las facciones políticas. Por sobre todo, el Patriarca ha buscado y hasta ahora busca pastores que sean dedicados al llamado espiritual que recibieron así como él un día lo recibió.