Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquia

ARQUIDIÓCESIS  DE BUENOS AIRES

Y TODA LA REPÚBLICA ARGENTINA

 "...en Antioquia fue donde, por primera vez, los discípulos recibieron el nombre de cristianos..."Hch. 11:26

Principal Español Metropolita Siluan Muci Arquidiócesis Organización Ortodoxia Patriarcado de Antioquia Historia Publicaciones Noticias Enlaces

Nuestra Historia
Historia de la iglesia
Metropolita Kirilos

 

Historia de la Comunidad Ortodoxa de Argentina

Los Primeros Pasos 

La Iglesia Antioquena viene a la Argentina en los corazones de los inmigrantes árabes (en su mayoría sirios y libaneses) que comenzaron a llegar al país hacia 1860, escapando de la opresión del Gobierno Otomano en sus países, y buscando un futuro de paz y tranquilidad; y encontraron en la Argentina un buen anfitrión que les ofrecía trabajo, libertad religiosa y social, y la posibilidad de procurar un porvenir para sus hijos.

A fines del Siglo XIX, en la segunda presidencia del general Julio Argentino Roca (1898- 1904), ya habían en el seno de la sociedad nacional, importantes y numerosos grupos de inmigrantes árabes de religión cristiana ortodoxa, que pertenecían a nuestro Patriarcado Antioqueno. Éstos, muy probablemente, se congregaban para participar de la Divina Liturgia en la que fue la primera Iglesia Ortodoxa que se construyó en el país, en 1890, ubicada en la calle Brasil al 300 de Capital federal, y que pertenecía a los inmigrantes rusos. Pero la fe, rompía las barreras culturales, y los ortodoxos de otras nacionalidades concurrían y oraban juntos.

Con el correr de los años, la comunidad ortodoxa antioquena comenzó a crecer. No solamente por el normal resultado del crecimiento demográfico sino por la llegada de nuevas corrientes migratorias. Destacamos que también crecía el deseo de expresar la fe que aprendieron de sus padres y que los acompaño hasta este lugar tan lejano.

Sucesos acontecidos entre la segunda mitad de la década del 10` y la década del 20`

Nuestra comunidad esparcida por todo el territorio de la República, requería del auxilio espiritual y de la asistencia religiosa. Inquietudes que el entonces Patriarca Ortodoxo de Antioquía Su Beatitud Gregorio IV Haddad (1906-1928) supo subsanar enviando a los primeros sacerdotes. Estos sacerdotes organizaron las primeras comunidades ortodoxas en el país.

Hacia fines de 1918, Su Beatitud el Patriarca Gregorio IV, envía al país  a Monseñor Ignacio Aburrus como primer Vicario Patriarcal para la administración de la Iglesia en Argentina, Paraguay, Chile y Uruguay. 

En 1927 Monseñor Miguel Jaluf es designado como Vicario General Patriarcal, éste se encontraba en Córdoba hacía ya varios años, en carácter de sacerdote. Durante su estadía en aquella provincia, realizó tres viajes al interior de la misma a fin de reunir fondos entre los feligreses para la construcción de la Parroquia y del colegio. Ya como Vicario efectuó varias giras al interior del país. 

En esta década, la década del ´20, se estableció la primera sede episcopal en la ciudad de Buenos Aires. La misma estaba ubicada en la calle Suipacha al 800. 

Comunidad Ortodoxa en Santiago del Estero

En 1914, fue cuando se construyó la primera Iglesia Ortodoxa Antioquena, en la ciudad capital de Santiago del Estero, que funcionaba primero en una casa, donde se realizaban los servicios religiosos. Hasta que en 1917 mediante el meritorio trabajo de la Sociedad Cumplimiento del Deber, de la colaboración de los fieles y del párroco Padre Abraham Isa se levantó el Templo.

En cuanto a la Sociedad Cumplimiento del Deber, que se formó para llevar a cabo dicho propósito en julio de 1914, tenía otros objetivos:  crear una escuela y asistir a los pobres sin distinción de credo, además de cooperar con el sacerdote en la parte administrativa de la parroquia.

También en el interior de la provincia, en 1925, precisamente en la localidad de Tintina se fundó una parroquia, en la cual prestaba sus servicios religiosos el Padre Salomón Vittar Juri, quien había llegado a Argentina en enero de 1924. La Iglesia fue construida por la sociedad Estrella del Oriente, formada en marzo de 1924 para tal fin, además de ayudar a los necesitados.

Fuera de esta localidad, se tiene conocimiento que por esa época, residían familias ortodoxas en varias localidades de Santiago del Estero, tales como: La Banda, Loreto, Corral, Mataras y Añatuya, entre otras. Y que para 1928 estaban radicados en la provincia aproximadamente 6000 fieles antioquenos.

La comunidad ortodoxa en Tucumán

En 1918, en la ciudad de San Miguel de Tucumán, se funda una nueva parroquia, que funcionaba en una propiedad particular alquilada. Y donde servía el Padre Simón Khoury, quien había llegado al país en 1914 y que falleció el 1° de octubre de 1923, después de haber trabajado arduamente por la comunidad de Tucumán. Lo sucedió su hijo, el Padre Pedro Nasif Khoury.

El 6 de octubre de 1926, fue fundada la Parroquia Asunción de María Santísima, gracias a los múltiples esfuerzos del Padre Pedro Nasif Khoury y al celo cristiano de las damas de la comunidad antioquena, la Sociedad de Damas Ortodoxas de Tucumán. Que tenían como principal objetivo adquirir una propiedad propia y levantar un templo.

En esa década según informa el Arcipreste Moisés Hillar en su libro, había en Tucumán más de 2.200 fieles ortodoxos antioquenos, radicados en la capital de la provincia y en las localidades de Bella Vista, Simoca, 7 de Abril, Garmendia, Piedra Buena, Monteros, Villa Quintero, Concepción y Aguilares, entre otras.

La Comunidad ortodoxa en Córdoba

En mayo de 1918 se fundó el Centro Ortodoxo de la ciudad de Córdoba, sus objetivos principales eran: levantar un templo y crear una escuela.

La comunidad estaba asistida espiritualmente por el Padre Murad Suaid, quien había llegado a la Argentina en 1910, y celebraba  la Divina Liturgia en su propia casa.

En diciembre de 1922, llega a Córdoba, el Archimandrita Miguel Jaluf, para servir como párroco. Durante su estadía en aquella provincia, realizó tres viajes al interior de la misma a fin de reunir fondos entre los feligreses para la construcción de la parroquia y del colegio.

En 1924, con muchos esfuerzos y trabajo, la comunidad antioquena logró adquirir un edificio propio en el cual se construyó la parroquia San Jorge.

La comunidad ortodoxa en Buenos Aires

No fue hasta 1923, con la llegada de Monseñor Aburrus como primer Vicario Patriarcal, que la comunidad ortodoxa antioquena en Buenos Aires, vio surgir las esperanzas de contar con su templo propio, pues hasta ese entonces, los fieles antioquenos asistían a las ceremonias litúrgicas en la iglesia Ortodoxa Rusa, primera Iglesia Ortodoxa  establecida en el país, en 1890, ubicada en la calle Brasil al 300, en Parque Lezama de la Capital Federal, donde la fe rompía las barreras culturales, y los ortodoxos de distintas nacionalidades concurrían y oraban juntos.

Después de una ardua labor e intercambio de ideas y con la bendición de Su Beatitud Gregorio IV se hizo realidad la idea de alquilar un edificio para congregar a los fieles antioquenos, administrar los divinos sacramentos y celebrar los oficios litúrgicos en idioma árabe. Y es alquilada una propiedad en la calle Paraguay 483, siendo consagrada con la celebración de la primera Divina Liturgia, el día 5 de agosto de 1923, con la presencia de Monseñor Aburrus, el Arcipreste Moisés Hillar, quien servía en la comunidad de Córdoba, el Arcipreste Constantino Izrastzoff y el Diácono Juan Milenki de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

A raíz de esto, y dado el entusiasmo que reinaba entre los inmigrantes ortodoxos, especialmente al oír la Liturgia en su propia lengua, por convocatoria de Monseñor Aburrus, la comunidad antioquena se reunió en Asamblea General, el 18 de agosto de ese mismo año, para tratar de fundar una iglesia ortodoxa propia. La opinión fue unánime en que el objetivo era sagrado y de suma necesidad; por consiguiente, se eligió una Comisión Provisoria para la redacción de los estatutos básicos y la organización de los miembros para la construcción de un templo y una escuela.

Monseñor Aburrus, una vez cumplido su cometido, deja en manos de dicha comisión la dirección de la obra y se dedica a atender las necesidades espirituales de las otras comunidades antioquenas dispersas por todo el país. Permaneciendo el Arcipreste Moisés Hillar al servicio de la comunidad en Buenos Aires, quien también acompañaba, en algunas oportunidades, a Monseñor Aburrus en sus visitas al interior.

En marzo de 1924, el obispo de Brasil, Monseñor Miguel Chehade con la bendición del Patriarca, viene a Buenos Aires con el fin de ayudar a la ejecución de la obra. Desde su llegada realizó una labor destacable, visitando a los fieles para dar a conocer el objetivo perseguido y convocando a varias reuniones a fin de establecer objetivos, redactar los estatutos y recaudar fondos, y su tarea realmente dio sus frutos, la primera Asamblea se llevó a cabo el 18 de ese mismo mes.

El 30 de marzo, fue celebrada la primera ordenación de un Sacerdote Ortodoxo en la república Argentina, el Presbítero Demetrio Juri (+4 de marzo, 1926).

La entidad expresaba en sus estatutos sus principales objetivos: ... fundar iglesias, crear escuelas y sociedades de beneficencia, corriendo con la organización y administración de las mismas, procurar bienes píos, propios, para el sostenimiento de estos propósitos, designar y organizar las comisiones que para realizar estos fines se encontrara necesarios...

Por ese entonces, Monseñor Aburrus debe viajar a México, habiendo impartido el Patriarca una orden, por la cual lo nombraba como Vicario Patriarcal de la comunidad ortodoxa radicada allí, por tal motivo las comunicaciones directas con el Patriarcado quedaron a cargo del mencionado Consejo.

Al cabo de poco tiempo, con fecha 28 de octubre, se logra efectuar la compra de una propiedad situada en calle Suipacha 846, registrada a nombre de algunos miembros del Consejo.

El 26 de julio de 1926, el Consejo obtiene su personería jurídica, y la propiedad se transfiere a nombre de la Institución en diciembre del mismo año. 

En diciembre de 1926 y principios de 1927, la comunidad de Buenos Aires es visitada por Monseñor Rafael Nemer, Obispo de Alepo y Alejandría, quien celebra la primera Liturgia en el templo construido en Suipacha 846.

En febrero de 1927, el Patriarca Gregorio IV nombra al Archimandrita Monseñor Miguel Jaluf como Vicario Patriarcal y éste se traslada a Buenos Aires desde Córdoba, donde prestaba sus servicios religiosos.

En 1928, el Arcipreste Moisés Hillar escribe "Historia de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquía en la República Argentina," libro que relata además de una síntesis de la historia de la iglesia de Antioquía, las obras de las primeras comisiones del Consejo Administrativo Ortodoxo en Buenos Aires, desde el año 1920, año de su partida de Siria con destino a nuestro país, hasta el año en que fue publicado el libro, y donde menciona además que el número de ortodoxos antioquenos en esta provincia, por ese entonces, era de más de 10.500 fieles y en toda la República aproximadamente a 60.000, de origen sirios y libaneses en su gran mayoría.

Con respecto a otras ciudades de la provincia de Buenos Aires, el Arcipreste Moisés Hillar, comenta sobre Junín, Pergamino y Bahía Blanca. Señala que por esos años, había aproximadamente 1.260 ortodoxos que habitaban en Junín, y que contaban con una sociedad denominada Centro Ortodoxo, que había comprado una propiedad, situada en un punto céntrico de la ciudad, para destinarla a la edificación del templo, aunque todavía no había un sacerdote.

También en Pergamino residían más de 980 fieles ortodoxos. Que en 1927, durante la corta visita de Monseñor Rafael Nemer, se había organizado el Centro Ortodoxo, cuyo objetivo era: levantar una iglesia y crear una escuela nacional; el cual había adquirido en poco tiempo un terreno para tal fin.

Acerca de la ciudad de Bahía Blanca dice que el 2 de agosto de 1918 se había creado una asociación denominada Sociedad Ortodoxa y cuyos fines era: auxiliar a los pobres sirios-libaneses, sin distinción de credo y fomentar la unión entre sus integrantes. Y que estaban dirigiendo todos sus esfuerzos para levantar un templo y crear una escuela. Menciona al Padre Pablo, quien era el mentor  de esta organización, y que la mayoría de sus miembros provenían del pueblo de Barchin, Siria.

Añade además, que había ortodoxos que residían en otros puntos como la Pampa Central, General Pico, Rialicó, Italo, Plaquier, A. Van Prait, Falucho, Intendente Alvear, Pasteur, Carlos Salas, Bayauca, Lincoln, Las Flores, Lobería, González Chavez, Coronel Dorrego, la Dulce, Tres Arroyos, Río Negro, Zapala, Chubut, Posadas en Misiones, Chaco y otros.

La Década del 30`

Como hemos mencionado anteriormente,  el Archimandrita Miguel Jaluf, había sido nombrado por Su Beatitud Patriarca Gregorio IV como Vicario General, en 1927, por tal motivo se traslada a Buenos Aires, realizando frecuentes viajes por el interior del país.

En Octubre 1931 Monseñor Miguel Jaluf, acompañado por su secretario honorario, el cantor de la Catedral de Buenos Aires, Nicolás Ayub, inicia una gira que durará seis meses y medio. En 1934, escribió en el prólogo del "Consuelo Espiritual", libro de oraciones y liturgia de nuestra Iglesia, que tradujo al castellano: "...las giras en cuestión en la República Argentina, me han demostrado claramente que la mayoría de nuestros hijos ortodoxos nacidos en este país, no entienden nuestra lengua (árabe), por consiguiente no comprenden nuestras oraciones y los oficios religiosos... Por esa razón al asistir a nuestras ceremonias no se sienten satisfechos espiritualmente. En vista de lo expuesto considero mi deber... extraer y traducir al castellano las oraciones más usuales..."

Esto que sucedía en 1934, es un claro indicio del grado de integración a la comunidad nacional de los árabes ortodoxos antioquenos. Además, es un ejemplo de las oportunidades que Argentina ofreció a los inmigrantes, a un punto tal, que muchos ocupaban cargos públicos en gobiernos municipales y provinciales, e incluso en el gobierno nacional. También se destacaban en las artes, ciencias, negocios, es decir, en el amplio espectro de las actividades de la sociedad argentina.

En 1937, Monseñor Jaluf  concluye su mandato y viaja a Siria. El 9 de septiembre de ese año, nuevamente Monseñor Aburrus es nombrado Vicario Patriarcal.

Década del 40`

En la década del ´40, la sede episcopal se trasladó a la actual sede de la Av. Scalabrini Ortiz al 1200. Donde también se construyó la Catedral San Jorge.

El 24 de marzo de 1946, se celebró la primera Divina Liturgia en la nueva Catedral San Jorge, ubicada en la Avenida Raúl Scalabrini Ortiz (Ex Canning); lo que ha sido la obra máxima del arduo trabajo de Monseñor Aburrus y del Arcipreste Moisés Hillar.

En ese mismo año, el Santo Sínodo envió una delegación encabezada por Monseñor Ignacio Hereke de visita a nuestro país. 

En 1947, visita la Argentina  Monseñor Nifón Saba, Metropolita de Zahle, acompañado por el Archidiácono Gabriel Salibi y permaneció en el país hasta 1949.

En 1949, el Santo Sínodo nombra como Vicario Patriarcal a Monseñor Sergio Samne, quien viene acompañado por los diáconos Michel Saba y Juan Laham. Éste sucede a Monseñor Aburrus, quien permanece en el país hasta 1953, año en que se retira al Líbano. Monseñor Sergio juntamente con Monseñor Nifón Saba ordenan, el 4 de diciembre de ese mismo año, como sacerdote al Diácono Michel Saba para destinarlo a la comunidad de Rosario. Que todavía no contaba con una parroquia.

Ese mismo año, llega a Buenos Aires el Presbítero Miguel Badra, quien a los pocos meses se dirigió hacia la ciudad de Córdoba.

Acontecimientos que sucedieron entre la década del 50` a la del 70`

En 1954, llega a Buenos Aires, el Archimandrita Juan Abud, de fecunda actuación en la comunidad ortodoxa de la Catedral San Jorge.

El mandato de Monseñor Sergio Samne llega a su termino en el año 1955.

El 1° de noviembre de 1955, el Santo Sínodo designa como Arzobispo Metropolitano a Monseñor Meletios Swaity creándose así la jurisdicción para Argentina. Nombrándolo como primer Arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile y toda América de habla hispana.

En junio de 1956, el Primer Arzobispo Metropolitano Monseñor Meletios Swaity, llega a la Argentina. Antes de esta designación todos los sacerdotes procedían del Patriarcado de Antioquía directamente, y no se contaba con una organización en torno de los Vicarios Patriarcales.

Desde su llegada, comenzó un trabajo incesante para la organización de la diócesis, tal es así, que noviembre de 1956, se realiza en Buenos Aires, el primer Congreso Diocesano.

Misa celebrada por Monseñor Meletios en la Catedral San Jorge

Los años sucesivos fueron marcados por el intenso trabajo, Monseñor Meletios realizó reformas internas como la formación de comisiones para la construcción de templos, la fundación de sociedades de beneficencia, las visitas pastorales en todas las ciudades y pueblos del interior que estaban descuidadas y a quienes exhortaba a trabajar para el servicio de la Iglesia

Bajo su guía y admirable acción pastoral, se formaron importantes movimientos laicos, tales como la UJO (Unión de la Juventud Ortodoxa), que luego se federalizó, a nivel nacional para formar FAUJO y se asoc a Syndesmos, organización mundial que nuclea a las juventudes cristianas ortodoxas.

 

Nómina de Patriarcas, Arzobispos y Obispos del Patriarcado Antioqueno y de aquellos Clérigos que sirvieron a la Comunidad Ortodoxa en Argentina en el Siglo XX.

Su Beatitud Patriarca Gregorio IV Haddad 

Su Beatitud Patriarca Teodosio VI

Su Beatitud Patriarca Elías IV

Monseñor Ignacio Aburrus

Monseñor Miguel Jaluf

Monseñor Ignacio Hereke

Monseñor Sergio Samne

Monseñor Meletios Swaity

Monseñor Atanasio Skaf

Rvdo. Presbítero Murad Suaid

Rvdo. Arcipreste Moisés Hillar (+ 1951)

Rvdo. Presbítero Pedro Khoury (+ 1º de octubre de 1923)

Rvdo. Presbítero Simón Khoury

Rvdo. Presbítero Ibrahim Arbili

Rvdo. Archimandrita Juan Abud (+ 30 de enero de 1989)

Rvdo. Presbítero Miguel Badra

Rvdo. Arcipreste Michel Saba (Retirado)

Rvdo. Arcipreste Carlos Juri (Retirado)

Rvdo. Presbítero Basilio Arana (Excomulgado)

Rvdo. Presbítero Nicodemo Yussef

Rvdo. Presbítero Ignacio Malek

Rvdo. Archimandrita Antonio Murad Aboud

Rvdo. Presbítero Jesús Hernández

Rvdo. Presbítero Antonio Vafiadis (Excomulgado)

Rvdo. Presbítero Gabriel Guillermo Lorenzo Sánchez (Fallecido)

Rvdo. Presbítero Stéfanos Efram

Rvdo. Presbítero Rafael Magul

Rvdo. Archimandrita Efram Kassuf (+ 29 de octubre de 2003)

Rvdo. Archimandrita Michel Boghos (actualmente en Cánada)

 

   Fuentes de Referencia

bullet

Arcipreste Moisés Hillar, "Historia de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquía en la República Argentina," Buenos Aires, 1928.

bullet

Archivo Oficial del Arzobispado.

bullet

Dr. Jesús Sabra, "la Iglesia de Antioquia en Argentina", Artículo escrito por indicación de S. E. R. Monseñor Kirilos Doumat, incluido en le Archivo Oficial del Arzobispado, Buenos Aires, mayo 1997.

bullet

Daniel Ayuch, "Antioquenos en Argentina," Tesis para obtención de la Licenciatura en Teología, Balamand, Líbano, 1992.