200 años de la Revolución de Mayo

25 Mayo 2010

Monseñór Siluan participó el día 25 de mayo de la celebración del Te Deum en la Basílica Nuestra Señora de Lujan, con motivo del Bicentenario de la Revolución de Mayo, junto a las autoridades religiosas y gubernamentales de la nación. A continuación, se encuentra la oración por el bicentenario de nuestra patria:

"Bendito sea nuestro Dios y glorificado el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Oramos a Ti, Padre todopoderoso, que, con admirable providencia, gobiernas la creación, cuidas al mundo y provees, a cada uno, sabiduría, inteligencia, poder y voluntad.
Oramos a Ti, nuestro Señor Jesucristo, que, por Tu abundante misericordia, Te hiciste hombre, comprometiéndote así con nosotros para siempre, y nos enviaste entre nuestros pares como sal, levadura y luz.
Oramos a Ti, Espíritu Santo, que sostienes la creación, soplas sobre todo ser viviente y guías todo a la perfección.
Oh Dios Santísimo, Te agradecemos con toda nuestra alma por Tus dones perfectos y Tu providencia para con nosotros. Ahora, Te rogamos por nuestra Nación y sus autoridades, y por todo el pueblo de nuestra patria.
Guía a los gobernantes en la justicia, la paz, la honestidad, la sabiduría y en toda obra buena y agradable para Ti. Y a nosotros, guíanos en la solidaridad, la caridad y la paciencia. Más bien, a los que Te confiesan Salvador y Señor, dales la fuerza de orar, amar y sacrificarse, a fin de dar un testimonio que nazca de la fe en Ti.
Purifica nuestros corazones de todo miedo, violencia y odio. A cambio, ilumínanos en lo que es bueno, constructivo, productivo, pacífico y acorde a Tu voluntad. En todos, infunde entendimiento, tolerancia y concordia.
Oh Señor, atiende los ruegos que hacemos por nuestra Patria, por las intercesiones de Tu Santísima Madre, la siempre Virgen Maria y de todos los santos. Amén".