Mensaje Pascual de S.B. el Patriarca Ignacio IV

15 Abril 2012

¡Cristo resucitó! ¡Verdaderamente resucitó!

“Cristo Resucitó y la Vida se estableció”

La Fiesta de la Resurrección es la Fiesta de la esperanza, porque aspiramos a ver un rostro que trasciende el rostro deslucido de la muerte. Contemplamos el divino rostro resplandeciente del autor de la Ley, en quien la Misericordia está por sobre toda ley y ordenanza. En esta circunstancia, en la que nuestros corazones se colman de aspiraciones y se aferran a la esperanza, contemplamos la vida eterna que se manifestó como realidad concreta en la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo en quien resucitaremos.

En la Fiesta de la Resurrección, grandes son nuestras esperanzas. Rogamos a Dios que las conserve en ustedes y las extienda en todas las naciones, y que bendiga la Fiesta.